Como en muchas ocasiones hemos comentado, hoy en día el ritmo de trabajo que deben llevar las startups –recordemos que son empresas que están despegando- dificulta la dedicación y esfuerzo que algunos trabajos de diseño, marketing y comunicación requieren.

Y es que las startups suelen comenzar con un pequeño equipo de trabajo que tiene mil funciones a realizar y, por lo tanto, no dispone de tiempo suficiente para, por ejemplo, diseñar un buen logotipo que las represente.

Frente a este problema hay una buena solución que, gracias al poder de Internet, facilita esta labor a las empresas: el crowdsourcing. Y es que este método de trabajo solo supone ventajas para las empresas:

-          Pueden convocar, mediante concurso, el trabajo que necesiten y recibir cientos de propuestas entre las que elegir la que más les guste.

-          Recibirán diseños desde perspectivas distintas a las de los miembros de la empresa que pueden resultar muy interesantes.

-          La empresa pone el precio y el plazo de entrega.

-          El diseño de mi logo mediante crowdsourcing es una forma de lograr viralizar mi startup. ¿Cómo? Sencillo, las plataformas de crowdsourcing como adtriboo suelen mover ampliamente y a diario a través de las redes sociales y el blog los nuevos proyectos publicados así como los diseños ganadores. Toda una forma de que una gran cantidad de usuarios conozcan a una startup que, de otra forma, quizá nunca conociesen.

-          La visibilidad que aporta el crowdsourcing puede verse reflejada en el interés del público hacia la startup y los productos o servicios que ofrece.

-          Es también una forma de contacto constante con profesionales del diseño que pueden ayudar a una startup en más trabajos que pueda necesitar.

Sin duda, el crowdsourcing tiene múltiples ventajas tanto para las empresas como para los profesionales. Para las empresas supone un canal de comunicación con diseñadores profesionales que pueden resolverle necesidades constantemente. Para los profesionales, porque tienen la posibilidad de trabajar con grandes y pequeñas empresas de distintos sectores y crear un portafolio online muy completo.

El crowdsourcing ya no es el futuro sino el presente, por lo que si tienes una startup y necesitas cualquier tipo de trabajo, los profesionales registrados en las plataformas de crowdsourcing pueden ayudarte: desde la creación de tu logotipo hasta la elaboración de una presentación corporativa, un vídeo, una nota de prensa o lo que te imagines… todo es posible gracias al crowdsourcing.

¡Pruébalo y no te arrepentirás!

A diario vemos como múltiples empresas tanto nuevas como ya estables en el tiempo anuncian sus productos a través de diversos recursos: televisión, revistas, vallas publicitarias, panfletos… Todos estos recursos requieren, para ganarse la confianza de los usuarios, una imagen acorde al sector que representen, reflejando los valores de esa actividad y, por lo tanto, siendo persuasivos.

En el sector del deporte no iba a ser diferente. Y es que, a la hora de elegir un logotipo para una empresa deportiva, es fundamental dar en el clavo con una imagen evocadora, que represente los valores del deporte y que logre impactar a los usuarios. Y si no, ¿por qué marcas como Nike, Adidas o Reebok iban a ocupar los primeros puestos en cuanto a las marcas más conocidas del mundo? Una buena imagen las avala frente al público.

¿Cómo conseguir un buen logotipo deportivo?

La importancia de un buen diseño de logotipo es vital para una marca. Tal y como ocurre con la empresa del link anterior, que buscaba una imagen fresca y que conectase con el público, un logotipo que reflejase vitalidad, libertad… y todos los valores asociados al mundo del deporte plasmados en una imagen que lograse ser recordada.

El resultado fue este:

Se trata de una imagen muy del estilo de la marca Reebok, unas líneas claras y definidas, una imagen fácil de recordar gracias a varios detalles. Analicemos por qué este es un buen logotipo.

1)      En primer lugar, se trata de una imagen sencilla, tal y como debe ser un buen logotipo. Es una imagen basada en líneas rectas que forman evocan a las letras del nombre de la marca y no se complican con otros elementos que resultarían totalmente innecesarios (es el caso de sombras, degradados..) y que solo lograrían desviar la atención.

2)      Se trata de una imagen versátil que puede adaptarse a cualquier soporte o medio publicitario, con lo que su comercialización es eficiente.

3)      Es una imagen fresca y dinámica que, por lo tanto, es fácil de recordar, una de las principales claves de todo buen logotipo.

4)      El logotipo habla sobre la empresa: la marca queda reflejada en la imagen y representa el mundo del deporte.

5)      Combina bien los colores, no mezclan tonalidades sin ningún sentido. Además, el logotipo está disponible en varios colores (siempre siendo un único color) para los distintos productos, sin perder la frescura del logotipo original en azul.

Estas son solo algunas de las claves de un buen logotipo deportivo, razones por las que marcas como Nike, Adidas o Reebok son hoy en día algunas de las marcas de deporte más reconocidas por los consumidores.

¿Algún consejo qué añadir?

Al igual que un buen logotipo, el nombre de la empresa es uno de los elementos más importantes para que el negocio funcione y tenga éxito. Y es que captar a los usuarios desde el primer momento es fundamental, de ahí la importancia del naming.

El nombre constituye la esencia de la empresa, su identidad… la representa frente a los consumidores y la diferencia de la competencia. Un nombre puede determinar el éxito de la empresa y la captación del público. Es por ello que el nombre elegido debe ser impactante a la vez que debe transmitir los valores de la empresa y reflejar el mensaje que quiere transmitir con sus productos o servicios. ¿Parece complicado verdad? En este punto seréis muchos los que os estaréis preguntando ¿y si no tengo inspiración? ¿cómo conseguir una lluvia de ideas a nivel global?

La respuesta a esta pregunta es hoy en día mucho más sencilla de lo que parece. Y es que, si bien antes era necesario recurrir a empresas o agencias especializadas, hoy Internet nos brinda un sinfín de oportunidades entre las que una de mis preferidas son los concursos. Y es que, ¿qué hay más sencillo que publicar tu necesidad en una plataforma explicando en qué consiste en negocio y dejar que cientos de profesionales te envíen propuestas de nombres inspiradores para tu empresa?

Os pongo un ejemplo: una empresa dedicada a la venta de productos inspirados en la mítica furgoneta hippie de WW necesitaba un naming para lanzar su negocio. Buscaban un nombre fresco, inspirador, que representase la esencia del mundo hippie y de los años 60. Un nombre que, con solo pronunciarlo u oírlo, nos trajese a la mente esa época y, por supuesto, la popular furgoneta.

Tras publicar un concurso en una plataforma de crowdsourcing, la empresa recibió casi 200 propuestas de entre las que el ganador fue un evocador nombre que hoy en día la representa: ‘Vanandgo’. Se trata de una idea que, según expresa el profesional propietario del naming, refleja y combina la idea de libertad de la época hippie que con sus ‘Van’ recorrían el mundo. Un naming inspirador que anima a ‘coger tu furgoneta’ y seguir adelante.

Una buena opción para una empresa cuyo nombre prometía ser difícil de elegir pero que, gracias al poder del crowdsourcing, logró su objetivo: obtener un nombre perfecto para representar sus productos.

Desde el inicio de la era del consumo, elementos como el nombre del producto o las imágenes que se utilizasen asociadas a él han sido fundamentales para captar la atención de los consumidores y, de esta forma, lograr que adquiriesen el producto.

Sin embargo, hay otro elemento que juega un papel imprescindible en este objetivo: en packaging, es decir, el envase o envoltorio que cubre el producto. Y es que la creatividad es esencial en este punto, pues está demostrado que un buen packaging puede aumentar las ventas significativamente.

Para alcanzar el éxito con un envase hay cinco puntos que pueden considerarse previamente a su diseño:

  • Envases con doble utilización: si creas un packaging que, además de proteger el producto, tenga otra utilidad, seguramente darás en el clavo. Esto funciona especialmente en el caso de los productos infantiles que, en muchas ocasiones, incluyen figuras recortables o juegos que entretienen y divierten a los pequeños.
  • El envase debe mostrar el producto. A pesar de que quieras ser original e innovar, algo que siempre debes tener presente es que al consumidor le gusta ver lo que está comprando, por lo que el envase debe enseñar el producto que van a adquirir.
  • Añadir datos de contacto y de interés sobre el producto es también fundamental para ganarse la confianza de los compradores. Información como los ingredientes, el valor calórico y de vitaminas e incluso los datos de contacto y atención al cliente de la empresa son indispensables.
  • Estudiar a la competencia es clave para conseguir destacar. Así, bien utilizando distintos colores, bien distintas formas u otras ideas que se nos puedan ocurrir, lograremos mayor visibilidad entre la multitud.
  • Trato personal. A los consumidores les gusta que las marcas sean cercanas con ellos. Lo ideal es implicarse de una forma personal, hablarle de tú a tú y así conseguir que se sientan valorados y debidamente atendidos.

Crear un envase original es posible gracias a nuestra imaginación o bien mediante profesionales que estén acostumbrados y preparados para la elaboración de un buen packaging.

A continuación veremos tres ejemplos de originales envases:

image

¿Qué mejor forma de vender un zumo que mediante un envase correspondiente a su fruta?

image

¿Qué esconderá esta botella? Si la vas pelando lograrás saberlo!

image

Con este envase queda claro su contenido, ¡una buena forma de empezar el día!

Y recuerda, un buen packaging puede lograr que incrementes las ventas de tu producto, piensa en qué te gustaría ver a ti en las estanterías de las tiendas y créalo. Y, si no te ves capaz, lo mejor es confiar en el crowdsourcing y así obtener decenas de diseños creados por profesionales entre los que podrás elegir el que más te guste.

¡Incrementa tus ventas ya gracias a un envase original!

Toda empresa, además de un buen nombre que refleje su actividad, necesita una imagen corporativa que la represente ante el público, los clientes, socios o inversores. Y es que el logotipo es la primera imagen que los usuarios verán por lo que, si una empresa logra impactar, habrá captado el interés del público y conseguirá ser recordado y que asocien esa imagen a su empresa.

Crear la imagen corporativa de un negocio puede parecer una tarea sencilla pero, en realidad, se trata de una tarea a la que es necesario dedicar tiempo y esfuerzo o, en caso de que no dispongas de ese tiempo, lo mejor es que solicites el trabajo a profesionales del sector que creen para ti un buen logotipo, un elemento muy importante para una empresa.

Tanto en un caso como en otro, hay 6 puntos que debes tener en cuenta a la hora de diseñar –o que te diseñen- un logotipo:

1)      Sencillo. Una imagen vale más que mil palabras pero, para que ésta sea recordada, lo mejor es optar por la sencillez en cuanto a diseño y colores. De este modo lograrás una imagen que los usuarios podrán entender y recordar fácilmente.

2)      Visión de futuro. El logotipo debe gustarte, pues es un elemento que te acompañará a lo largo del tiempo y que no debes cambiar cada año, por ejemplo. Será una imagen con la que tendrás que trabajar durante mucho tiempo para no confundir al público, que es lo que conseguirás si cambias de imagen constantemente.

3)      Versión negativa. Todo logotipo debe verse correctamente en su versión en blanco y negro. Es una regla esencial del diseño.

4)      Versatilidad. Al igual que el punto anterior, todo buen logotipo deberá poder mostrarse en distintos formatos, adaptándose a la perfección. Es imperdonable que una imagen se vea bien en el merchandising pero no en un coche corporativo, por ejemplo.

5)      3 preguntas. ¿Por qué, ¿quién? y ¿cómo? son las preguntas que se convertirán en tus aliadas a la hora de diseñar un buen logotipo. Y es que la imagen deberá responder a estas tres cuestiones para dejar claro al público a qué te decidas, a quién te diriges y por qué.

6)      Impactar. Palabra clave de una buena imagen corporativa. Si logras impactar, lograrás ser recordado.

Siguiendo todos estos puntos darás con la clave para crear la imagen corporativa que necesitas para tu negocio.

El nombre de una empresa es un elemento fundamental de cara al público, pues es la palabra o grupo de palabras que los usuarios recordarán, además de aquellas que formarán la identidad corporativa junto al logotipo.

Es, por lo tanto, fundamental dedicar un tiempo a elegir el nombre de la empresa, pensando en qué valores y mensajes queremos transmitir y cómo enganchar a los clientes potenciales.

Para elegir un buen nombre, sea del sector que sea - naming para abogados, para una pescadería, para una guardería- hay cinco trucos que pueden ayudar:

1)      Mejor breve: la brevedad y sencillez son un elemento diferencial y que suele funcionar, pues es más fácil recordar un nombre corto que uno largo. Lo ideal es utilizar un nombre de dos sílabas –aunque no es algo obligatorio, suelen funcionar- evitando aquellos que sobrepasen las cuatro sílabas a pesar de que parezcan originales, divertidos o atractivos. Es necesario ponerse en la piel de la audiencia y pensar en si el naming elegido es fácil de recordar.
En este punto destacamos varias empresas que, con nombres cortos, triunfan. Ejemplos notables son marcas deportivas como Nike, tecnológicas como Google o sociales como Twitter.

2)      Persuasivo. Realizar un braimstorming es ideal para, desde distintos puntos de vista, establecer un listado de posibles namings para la empresa. De los nombres resultantes de esa lista, el siguiente paso es comentar enl voz alta aquellos que cada persona recuerda más y elegir aquel que más número de personas han recordado. Y es que si es el nombre más recordado, ¡por algo será!

3)      Expresivo. El naming de la empresa también puede funcionar bien si refleja la actividad de esta, por ejemplo, si necesitas un nombre para una marca de ropa, el naming puede incluir palabras como armario, tendencias, estilo o shop.

4)      Original. La originalidad también es un factor apreciado por los usuarios, de forma que si inventas una palabra o si, por ejemplo, combinas dos palabras para hacer una, puedes crear un nombre original y creativo que los usuarios recuerden precisamente por ello.

5)      Historia. Los nombres con historia también pueden funcionar bien de cara al público. Es lo que pasó con el creador de la famosa muñeca Barbie, cuyo nombre procede del de su hija, Bárbara. La idea surgió tras verla jugar con una de sus muñecas, de una forma simple pero realmente efectiva.

En los momentos en los que necesito inspirarme suelo recurrir a Internet para ver ejemplos que puedan ayudarme a despegar el proyecto. En esta ocasión necesitaba inspiración para crear un logotipo de contabilidad pero la verdad es que los resultados no me gustaron demasiado.

Entre los diseños que más me gustaron están los siguientes:

image

El de esta empresa, aSeContables, que vi en el blog nemesiscreativo.wordpress.com. Es un logotipo bastante dinámico gracias a la mezcla de colores apagados y vivos.

image

Este logo de contabilidad en realidad no pertenece a ninguna asesoría contable, sino que lo descubrí en la página web adtriboo, que consulto habitualmente dados los buenos diseños que pueden verse cada día. Me llamó la atención porque el logotipo de la diana parece indicar que si eliges esta empresa darás en el clavo con tu elección. ¿No os lo parece?

Y hasta aquí mi investigación sobre logotipos de contabilidad, ahora toca sacar a relucir ideas y diseños para mi proyecto!

Continuando con la imagen corporativa en distintos sectores, en esta ocasión os mostramos 5 logotipos inspiradores si tenéis entre manos el diseño de un logotipo para un despacho de abogados.

Albéniz Abogados utiliza un diseño original a la par que fresco, moderno y limpio. Para ello crea un juego visual enre las iniciales de su nombre mezclando un color grisáceo con el vivo violeta. Simplemente espectacular.

Alonso Abogados entrelaza las letras ‘N’ y ‘G’ destacándolas, además, con un tono rojo que sobresale entre el negro y el blanco. Una imagen corporativa que refleja seriedad, profesionalidad y modernidad.

Marmolejo Giraldo & Asociados emplea el nombre ‘Marmolejo’ para jugar con la imagen, creando un logotipo que se asemeja a una composición de mármol en tonos blanco y negro. Un acierto.

Nájera Danieli y Asociados también juega con el color rojo y con líneas curvas para dotar de dinamismo a su imagen.

Abogados Barroso emplea un entrelazado entre las letras ‘A’ y ‘B’ que se cruzan en distintos tonos -negro y gris- generando una imagen seria pero muy acorde a su actividad.

Cómo véis, crear un logotipo para un bufete de abogados no tiene por qué resultar complicado, basta con un poco de inspiración y muchas pruebas hasta dar con la imagen ideal.

Y si no lográis inspiraros, siempre podéis recurrir a profesionales del diseño gráfico o a concursos de logotipos como los celebrados en páginas como Adtriboo.

En esta ocasión retomamos la sección de logotipos inspiradores para un negocio. Se me ha ocurrido optar por las pescaderías, un negocio abundante y que tiene múltiples posibilidades.

La pescadería JuanCa utiliza una imagen fresca y limpia con trazos curvilíneos que crean formas como garfios y peces. Todo ello sobre un fondo de peces azules que van nadando y aportan dinamismo.

J. Moreno utiliza una imagen que refleja la tradición de un negocio veterano. Una imagen más seria pero que logra su objetivo: representar el oficio.

Con una imagen mucho más fresca y moderna se presenta ‘La pescadería gourmet’. Un pez naranja con una amplia sonrisa invita a los clientes a conocer la frescura de sus productos.

Por último, ‘El marino’ combina los tonos azules del mar con los rojos de la vida. Una imagen limpia y clara y muy acertada.

¿Qué elementos utilizaríais para crear un logotipo de pescadería?

Elegir un slogan, al igual que diseñar un logotipo, no es tan sencillo como puede parecer. Es necesaria una planificación y un estudio de aquel mensaje que la empresa quiere transmitir con esa frase que acompañará al nombre del negocio.

Para elegir un slogan es necesario, en primer lugar, conocer los distintos tipos que existen. Podemos hablar de cinco:

1) Slogan que recuerde a la marca. Se trata de frases que acompañan al nombre de una empresa y que hacen que los usuarios asocien esa frase a esa marca. Un ejemplo es ‘BMW’ con ‘Te gusta conducir?’

2) Diferenciación. Se trata de destacar una característica que hace mejor a la marca o bien al usuario por utilizar esa marca. El principal ejemplo es ‘Aplle’ con su ‘Think different’.

3) Actitud. En este caso, el slogan pretende generar una acción como hizo Nike con ‘Just do it’.

4) Aquello que la marca hace. Es cuestión de describir con una frase corta aquello a lo que se dedica la marca. Un ejemplo… cualquier establecimiento de comida como Fosters Hollywood con ‘Hambre de Fosters’.

5) Ideas relacionadas en la mente del consumidor. Es distinto al primer caso pero está también relacionado. En esta ocasión, el slogan pretende ser una extensión de la marca, haciendo que el consumidor imagine aquello que puede hacer con el producto. Nokia con ‘Connecting people’ es un claro ejemplo.

Una vez que conozcamos los distintos slogans existentes debemos tener en cuenta cuál es el sector de nuestro negocio y elegir uno de estos tipos en función de lo que queramos transmitir para que la idea funcione y encontremos aquella frase que nos guste a nosotros y al público.

Con una buena planificación y tormenta de ideas evitaremos quedarnos en blanco o no encontrar  aquello que buscamos. Y es que este post viene a raíz de un concurso de slogan de servicios que no encontró un ganador entre sus propuestas. Con conejos como los anteriores toda empresa puede encontrar aquello que busca.